Regordete y de sonrisa bonachona, John Wayne Gacy, aparentaba ser un buen ser humano, era un respetado miembro de su comunidad en la que se disfrazaba de ‘Pogo, el payaso’ para entretener a los niños, lo que nadie sospechaba es que Gacy era un criminal, fue un pedófilo que violó y mató a más de treinta adolescentes a los que previamente convencía para mantener relaciones sexuales.

A finales de los 70, la policía encontró varios cuerpos, algunos hoy en día sin identificar, lo que lo llevó a la pena de muerte. Enérate de perfil psicológico, de su modus operandi y cómo el cine ha retomado su vida para biopics u otros payasos macabros.